Buscar

Emilio Delgado Orgaz

Diputado de la Asamblea de Madrid por PODEMOS

LA MÚSICA DE PODEMOS

Recientemente hemos visto como la red se salpicaba de metáforas musicales para entrar en el debate sobre el Podemos que queremos.

En una simplificación desacertada en mi opinión, hay quien pretende dibujar un ala de “Blandos” que se referenciarían en canciones de Cold Play y un ala más “Contundente” cuya representación quedaría a cargo de, por ejemplo, Bruce Springsteen.

Bajo mi punto de vista, reducir la complejidad de Podemos a un sistema binario en el que hemos de elegir entre el pop y el rock, solo sirve para caricaturizar diferencias políticas mucho más sustanciales e interesantes.

No obstante, la cosa me ha suscitado una reflexión personal que me hace entrar al trapo en este asunto.

Cuando pienso en la banda sonora de mi infancia, aparecen grupos como “Los Chichos”, “Los Chunguitos” o “Bordón 4”. Los ponían mis padres y mis tíos en el Seat 850 en inacabables viajes Madrid-Valencia para pasar unos días en la playa. Sonaban en las bodas y en las cenas de Nochebuena en las que toda la familia se juntaba para comer, beber, bailar y jugar a las cartas hasta las tantas mientras los primos bajábamos de noche a tirar petardos.

Esas Rumbas, a menudo machistas y toscas, cantaban amores y desamores, pero también popularizaban a través de sus letras (seguramente por primera vez en la democracia) la situación de los marginados y los pobres que la transición iba dejando fuera. La situación de los presos en las cárceles o los estragos de la epidemia de heroína de los ochenta, circulaban entre guitarras por las casas bajas de Palomeras donde vivían mis abuelos antes de que los realojaran, casualidad del destino, en la Calle Ramón Pérez de Ayala, la misma en la que si no me equivoco vive nuestro Secretario General.

Más tarde, entre los 90 y el 2000, fueron llegándome Rosendo, Celtas cortos o Reincidentes, también los grupos que sustentaban el llamado rock radical vasco, a los que siguieron otros: “Hechos contra el decoro”, “Sargento García”, “Mano Negra” o Fermín Muguruza ya en solitario… Sonaban en las marchas contra el paro, en los “50 años bastan”, en el encuentro internacional contra el neoliberalismo y en los parques del barrio. Non Servium empezaban a hacerse enormes y saltaban de la Casika cada vez más lejos, y Habeas corpus iba llamando “A las cosas por su nombre”.

Luego la música se me fue de las manos y decidí hacer caso a Kase O: “Escucha de todo pero con criterio”. Así que me gusta darme una mañana de domingo escuchando a la SDJ Crew, o volviendo a cosas que escuchaba antes como “El Payo malo” o “Mucho muchacho”, pero me emociono con cosas muy variadas, desde “Nina Simone” a “White Buffalo”, pasando por “Vestusta Morla”, “Gentes del Pueblo”, “El Cabrero”, “Antonio Molina”….

Cuento todo esto porque todas estas músicas van asociadas a momentos históricos y a personas, y no me cabe en la cabeza un Podemos que no las contenga todas. Es más, no me cabe en la cabeza un Podemos que no se vaya rodeando de músicas nuevas que le doten de un universo simbólico y cultural que acompañe la nueva etapa política que hemos inaugurado.

Decía Rafael Amor que “Las canciones, por si solas, no provocan cambios. Pero que ningún cambio se ha hecho nunca sin canciones que lo acompañen”. Habrá pues que acompañar los procesos de cambios con melodías y ritmos diversos que acojan a todo un pueblo.

Esto no va de un “Podemos duro” vs un “Podemos blando”, va de construir una casa diversa y plural con capacidad de ganar el futuro, o reconstruirle un espacio a la izquierda que tratábamos de superar. La izquierda debe tener su espacio en esta casa, pero no ocuparla toda. Porque el país que queremos ganar, es más amplio, más diverso.

Algunos escuchábamos de vez en cuando a Non Servium cuando se nos invitó a un Festival con muchas bandas, ahora nadie puede enfadarse porque no queramos estar todo el día escuchando a Reincidentes. Veníamos a otra cosa.

No es más radical quien más golpes de pecho o autoafirmaciones hace, sino quien es capaz de conjurar todas las voluntades de un pueblo, sabiendo que son muchas y distintas, para cambiar las cosas y vencer a los poderosos.

A menudo, las voces más “duras” hablan de “batallas que no puedes encontrar en los mapas”, y obligan a recordar: “Cuidado, somos los mismos que cuando empezamos”.

Presentación del próximo PIR (Programa de Inversión Regional)

Advertimos de que el siguiente Plan de Inversión Regional nace: Lastrado por el cierre en falso (O no cierre) del anterior, sin discusión previa con nadie, sin novedades, y que va a ser incapaz de reequilibrar la región o contribuir a la creación de un nuevo modelo de desarrollo territorial y productivo para Madrid.

Activación económica de la zona sur de Madrid.

La Comunidad de Madrid arrastra importantes desequilibrios territoriales. En los grandes municipios del sur, la deslocalización y cierre de empresas así como la llegada de nuevos modelos industriales que generan poco empleo y de mala calidad, han disparado la tasa de desempleo. Proponemos un abordaje específico de reactivación de la zona sur de Madrid en función de las particularidades de sus municipios, de las características de sus poblaciones y desde una perspectiva de utilidad social y de creación de empleo.

Una operación urbanística fallida en la Warner le cuesta a Cifuentes 42 millones

Un juzgado decretó en enero el embargo de las cuentas de la empresa pública Arpegio por valor de 42,5 millones para pagar su deuda con una sociedad a la que vendió parcelas del Parque Temático de San Martín de la Vega. El contrato incluía aumentar la edificabilidad de los terrenos modificando el plan general del pueblo. Si no lo lograba, Arpegio pagaría 32,8 millones más intereses. Pero el Tribunal Superior de Justicia de Madrid paró la recalificación porque su “auténtica finalidad” era que el Parque Tématico SA “recuperara su equilibrio patrimonial”. El Gobierno regional ha tenido que pedir un crédito para mantener la liquidez de Arpegio.

 

 

Sobre el cierre de la empresa Nuevo Arpegio.

Nuevo Arpegio fue una empresa pública que se encargó de gestionar los fondos del Plan Prisma y actividades relacionadas con la gestión del suelo en la Comunidad. Una empresa atravesada por la corrupción de la trama púnica al frente de la cual estaba Francisco Granados, quien fuera Consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid y que en la actualidad permanece en prisión acusado de aceptar supuestos sobornos a cambio de contrataciones públicas. Finalmente, el Gobierno de Cristina Cifuentes decidió cerrar esta empresa. A este cierre dedicamos la siguiente intervención.

El PP miró hacia otro lado en la deuda de muchos Ayuntamientos con la CM

Durante décadas el Gobierno de la Comunidad de Madrid no cobró la deuda que muchos Ayuntamientos mantenían con la Comunidad a través del Canal de Isabel II o con respecto a la Tasa de Incendios. Sin embargo, cuando los gobiernos del cambio llegaron a muchos Ayuntamientos, el gobierno del PP decidió reclamarles a éstos toda la deuda acumulada.

EFEMÉRIDES: SOBRE EL 1 Y EL 2 DE MAYO

22g

Sobre el 1 de Mayo.

Tengo unos diez años, y estoy de rodillas junto a mi hermano sobre una tela roja. Colocamos tiras de cinta aislante blanca formando letras que a su vez configuran la frase: CCOO Sindicato Trabajador. Preparamos una pancarta casera. Viene el primero de Mayo y en casa es una fecha indiscutida. Son los tiempos de los locales modestos del sindicato (Cada uno bajaba su silla, en Navidades colectas de juguetes para otros niños y niñas del barrio), grandes huelgas en la construcción, mi padre llegando muy tarde a casa de alguna asamblea.

Toda la familia, incluidos mis tíos y tías, acudiremos a la manifestación del Día del Trabajador.

Tengo 39 años, es primero de Mayo y reparo en que no he acudido a la manifestación, hace algunos años ya que no voy, mi familia tampoco va desde hace tiempo.

Me pregunto qué ha sucedido entre estos dos momentos. Me respondo:

Las modificaciones operadas en el mercado laboral: Ya pocos viven donde trabajan, no crían a sus hijos juntos, no hablan de la situación de la fábrica (Porque no hay fábrica), quienes malviven en trabajos precarios de unos meses no se sindican. Para qué si mañana ya no estarán en ahí. Los parados, los inmigrantes, los becarios…sin fuerza que los organice.

La cadena de cesiones que han protagonizado en las sucesivas reformas laborales unos sindicatos desaparecidos en la crisis más grave que ha sufrido nuestro pueblo en varias décadas. Afectados por si fuera poco por escándalos de corrupción como el de las tarjetas Black o los ERE que contribuían a minar su prestigio.

La movilización del primero de Mayo ha ido perdiendo su potencia en los mismos años en que la patronal desplegaba la suya, una fuerza imparable que ha modificado las relaciones laborales y sociales hasta lo inimaginable. Turbocapitalismo frente a unas organizaciones sindicales poco ágiles.

Hoy tener empleo no significa en modo alguno librarse de la amenaza de la pobreza. Uno de cada cinco trabajadores en España es pobre, es decir que gana menos del 60% de la renta media.

Es inaplazable la actualización de un sindicalismo que sin plan de futuro ni respuestas a los interrogantes del presente, se refugia en el pasado. La nostalgia jamás ha operado como una fuerza motora.

A las grandes empresas de este país no les preocupan ni las proclamas estériles, ni las procesiones folcklóricas. Tampoco los llamados sindicatos alternativos han sido capaces de romper sus propios límites. Pareciera que el sindicalismo ha sido el campo en el que menos ha calado la tormenta renovadora del 15M.

Es lógico que las movilizaciones mengüen cuando cada vez menos trabajadores y trabajadoras se sienten concernidos por la llamada de unos agentes a los que perciben lejanos. Queda todo por hacer en el terreno de las relaciones laborales.

Hay algunos destellos de esperanza en la gestión de conflictos concretos, en sindicalistas potentes que piensan nuevas formas organizativas y encaran con audacia la nueva realidad, en grupos de personas precarias y paradas, en ideas que hablan de vincular derechos de ciudadanía como la renta básica a la actividad sindical…habrá que darles espacio y tiempo.

En un escenario internacional tan agresivo con los derechos laborales no podemos cometer el error de confundir la crítica de algunas prácticas sindicales con la impugnación absurda de la organización sindical en su conjunto.

Sobre el 2 de Mayo

Nada hay más ocioso que convertir una efemeride en un ejercicio mecánico de rituales secos.

El dos de Mayo, que evoca la resistencia del pueblo de Madrid en la guerra de independencia frente a Napoleón, es celebrado indistintamente por todos los espectros políticos de nuestra región sin que suscite controversia su naturaleza revolucionaria. Es evidentemente una fecha en disputa.

La interpretación Naif que sectores vinculados a las élites vienen haciendo de aquellos sucesos, viene a ser la de un pueblo fiel a sus gobernantes que se levanta en armas contra el invasor extranjero. Independientemente del papel de sus gobernantes. Por el contrario, algunos sectores de izquierda desaprovechan la ocasión de entender el papel que juegan las identidades colectivas en la capacidad de agregación política y en la intervención social, al menospreciar aquellos hechos ubicándolos dentro de una revolución “equivocada” que salió en defensa de sus opresores.

Aunque hay algo de verdad en ambas lecturas, merece la pena ahondar un poco en aquellos sucesos épicos, dramáticos y violentos que modificaron el curso de nuestra historia.

Si de una parte el movimiento de resistencia nacional se anclaba firmemente en la defensa de la tradición religiosa y cultural, de las viejas leyes por opresivas que fueran o en la reivindicación dinástica de un rey propio e idealizado frente a uno extranjero, también hubo quienes percibieron la oportunidad de introducir cambios de progreso en el país en las zonas y capas sociales más permeables a las ideas que venían de Francia. Liberales que abogaban por equilibrar el orden establecido con una ampliación de las libertades y Había entre estas dos fuerzas un eje común, la defensa de la soberanía nacional, pero alrededor del cual cada una ejercía fuerzas en sentido centrífugo.

La realidad imponiéndose a la determinación idealista previa, a las lecturas planas o mecánicas. Contradictoria y plural. Viva.

En aquellos días convivieron el heroísmo del pueblo y la pleitesía inmediata de la nobleza y la alta administración, el intento de centralización frente a la autonomía municipal y provincial que fue clave a la hora de la contienda militar, la constitución de 1812 y el: “Vivan las cadenas” posterior, Los liberales y los afrancesados, luces y sombras que configuran un desarrollo histórico concreto.

Aunque la constitución de 1812 fuera abolida posteriormente, su impronta liberal fue recogida en diversas etapas y procesos políticos posteriores abriendo las vías a planteamientos más avanzados.

Ayer, como hoy, un pueblo contradictorio y diverso hubo de hacerse cargo de defender la soberanía cuando sus élites no dudaron en entregársela a terceros a cambio de salvar su propia posición. Muchos y muchas dieron su vida por ello, con todas las contradicciones que se quiera.

Emilio Delgado Orgaz 04/04/2016

Pedimos una ley de financiación local en la Comunidad de Madrid

 

…La financiación local es una cuestión pendiente desde el principio de la democracia. Mientras que en las últimas décadas se ha trabajado en la descentralización de recursos y competencias por parte del Estado a las CCAA, la financiación local, la llamada segunda descentralización, ha quedado sin resolver.

Es por tanto evidente que nuestra Comunidad necesita articular adecuadamente un sistema de financiación municipal que a partir del desarrollo de nuestro estatuto de autonomía, permita a los municipios planificar adecuadamente estrategias a medio y largo plazo de forma segura y estable…

14/04/2016

Financiación de las corporaciones locales en la Comunidad de Madrid

Entre los problemas que aquejan a los municipios de la Comunidad de Madrid, encontramos algunos de carácter técnico (Controlar la deuda, atraer inversiones, reducir gastos, reorganizar plantillas), Otros son de naturaleza política (Lograr los equilibrios de gobierno, atender a los sindicatos, lograr una buena relación con su consejería), también sociales pues es en las calles de cada municipio donde se padecen situaciones urgentes y estalla la crisis en forma de pobreza y exclusión, un desahucio un martes, atención a víctimas de la violencia machista un viernes, largas colas en los comedores sociales…

La situación hoy de nuestros municipios , tras 21 años de gobiernos del Partido Popular, es realmente preocupante.

 

 

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑